Últimamente en los medios de comunicación se ha hablado sobre los Zoológicos. Hace meses salió la noticia de Harambe, un gorila que tuvieron que sacrificar luego de que un niño cayera en el área del animal. Otro ejemplo fue un Oso en China, al que se le llamó el Oso Polar más triste, por estar atrapado en un centro comercial para que las personas se tomaran fotos con él. Así podemos conseguir cientos de animales en cautiverio que sufren por estar lejos de su hábitat natural. Hoy murió un bisonte en el Zoológico de Chapultepec y hace unas semanas un oso Panda. Animales que lamentablemente murieron enjaulados y no en su estado natural.

Pero si te horrorizan los Zoológicos y crees que debemos cerrarlos todos, ten esperanza. Antes era peor, y no es que antes había exhibiciones de animales más terribles, sino que antes también habían Zoológicos humanos.

 

56eda5d7c46188550a8b4588
Ota Benga, una de las personas que hace 100 años fue parte de la exhibición de un Zoológico

Y no creas que este tipo de entretenimiento se daba en ciudades de países tercer mundistas. Sin ir muy lejos, en el Zoo del Bronx en 1906 estuvo expuesto un espécimen diferente al que conseguimos hoy en día y se llamaba Ota Benga. Una persona que en el exterior de su jaula tenía una placa que explicaba que era un joven de 23 años, de 46 kilos, traído del Congo, África Central. Pero no solo estaba dentro de un Zoo, sino que además estaba en el área de los simios, gorilas y monos, como si se estuviera demostrando de alguna manera la teoría evolucionista de Darwin.

Pero Ota no fue el único que vivió en un Zoológico. En otras ciudades como París hacían exposiciones en las que la atracción eran personas de tribus muy lejanas, las cuales causaban tanta curiosidad que la gente pagaba y hacía cola para ir a verlos.

 

Zoo Humano
Ehh sí, así eran estas exposiciones

 

Así que cuando pienses en que los animales no deberían estar presos, ten paciencia que hace 100 años éramos más crueles teniendo zoológicos humanos, así que tranquilo. El cambio vendrá.

Comentarios