Todos conocen la historia del famoso barco de nombre Titanic, el cual se hizo popular en los 90 gracias a la película del director James Cameron.

La película narra la historia de Rose y Jack, dos enamorados que abordaron el barco y su amor quedó sumergido en medio del océano; sin embargo, el Titanic es mucho más que una historia de amor.

Además de esta historia, el acontecimiento ha inspirado la realización de doce películas, dos documentales y dos videojuegos, y cuenta con un museo dedicado al barco en Belfast.

Su construcción 

El RMS Titanic fue construido por la empresa astillera Harland and Wolf y su planeación comenzó en 1907 junto con otros dos barcos de nombre HMHS Britannic y el Olympic. 

El diseño de los barcos estuvo a cargo de William Pirrie, Thomas Andrews y Alexander Carlisle: sin embargo, este último deja el proyecto en 1910, por desacuerdos en el diseño.

La construcción del Titanic comenzó el 31 de marzo de 1909, para 1911 el casco estaba terminado y fue botado al mar el 31 de mayo de ese año, siendo todo un evento dentro de la comunidad de Belfast.

Tras este evento, se comenzaron a construir y armar los detalles en el interior del Titanic, en los cuales intervinieron más de tres mil profesionales que dotaron al barco de la tecnología, los elementos decorativos y el mobiliario necesario, todo esto quedó terminado el 20 de marzo de 1912.

En enero de 1912 se montaron las tres chimeneas, dejando la cuarta como ventilación y para darle una imagen más impresionante, también comenzó el montaje de las 2 hélices de 38 toneladas y la central de 22.

Viaje inaugural 

El Titanic salió del puerto de Southampton, con destino a Nueva York el miércoles 12 de abril de 1912 con 2223 personas a bordo. El capitán a cargo de navegar el transatlántico fue Edward John Smith, el cual había expresado que este sería su último viaje antes de jubilarse.

La tripulación estuvo formada por más de 900 personas entre equipos de atención (meseros, sobrecargos, mayordomos y cocineros), mecánicos (fogoneros, carboneros, electricistas, etc.) y la tripulación en cubierta (contramaestres, oficiales, marineros y vigías).

Un barco lleno de detalles

El Titanic tenía 10 cubiertas, de las cuales la cubierta A, B y C eran para los pasajeros de primera clase, la cubierta A también llamada la cubierta de paseo, albergaba el salón de fumadores, el salón común, un gimnasio y los cafés Verandah, esta cubierta era de uso exclusivo para los pasajeros de la primera clase.

En la cubierta B estaban las Parlor Suites las cuales eran las habitaciones más costosas del barco y en la cubierta C estaban el resto de las habitaciones para los pasajeros de la primera clase.

Dentro de los detalles que había en el Titanic destacaron el candelabro del salón principal con detalles en bronce, las chimeneas de mármol, el salón con estilo del Palacio de Versalles, sus cafés adornados con espejos y hiedras que daban una sensación de amplitud y muebles de caoba acordes a la época.

Las últimas cubiertas eran para la segunda y tercera clase en las cuales los detalles no eran tan delicados y en estas se albergaban los camarotes, el salón-comedor y los baños comunes. Además en la cubierta F se encontraba la piscina y en la G la sala de squash y de esgrima.

Una tragedia que sonó en todo el mundo

El 13 de abril los radio telegrafistas comenzaron a recibir alertas de avistamiento de hielo en la ruta del trasatlántico, acompañadas de un descenso de temperatura constante, el 14 de abril alrededor de las 23:40 el Titanic colisionó con un iceberg de 46000 toneladas lo que ocasionó que el casco se desgarrara.

La realidad y la ficción se cruzan 

Tal como se muestra en la película la tripulación al darse cuenta de la magnitud del problema comenzó a ingresar a los pasajeros a los botes salvavidas dandole preferencia a los pasajeros de primera y segunda clase, y después a mujeres y niños, ocasionando un caos en los botes salvavidas.

Otros aspectos del hundimiento que destacan en la película fue que efectivamente la orquesta del barco tocó hasta el último instante, el capitán John Smith murió tratando de sacar a la tripulación y gran parte de las personas que perdieron la vida fueron las personas de tercera clase.

Las señales de auxilio que se mandaron fueron los códigos CQD, que significa Come Quickly Distress y también la señal SOS, el primer barco en acudir al desastre, cuatro horas después de la tragedia, fue el Carpathia. 

Una anécdota 

El padre de mi bisabuela ejercía la labor de telegrafista y vivía en un pueblo de Oaxaca, en los momentos previos a la tragedia recibió el mensaje de auxilio de un barco de pasajeros que se hundía.

Al llegar a su casa contó lo acontecido a la familia y pidió que rezaran por todas las personas que estaban en el naufragio, después se enteraron que aquel barco que había perecido en medio del océano había sido el RMS Titanic.

 

Comentarios