En los últimos años ha surgido un grupo creciente de académicos que argumenta que trabajar ocho horas al día no es práctico, saludable ni funcional.

Los estudios sobre el día laboral de ocho horas señalan que el tiempo que se trabaja no tiene nada que ver con cuán eficiente y productivo se pueda ser.

Trabajar ocho horas al día: ¿de dónde vino esto?

trabajar ocho horas al día

Históricamente, las ocho horas de trabajo se produjeron después de una campaña del reformador social Robert Owen en 1810, en Londres. En ese momento, las fábricas estaban abiertas las 24 horas, y los trabajadores a menudo se encontraban trabajando turnos de 10 a 15 horas.

A Robert Owen se le ocurrió un lema: ‘ocho horas de trabajo, ocho horas de recreación, ocho horas de descanso’, y en 1926, casi un siglo después, la compañía Ford Motor se convirtió en una de las primeras en América en implementar una jornada laboral de ocho horas para su personal y en duplicar el salario de los trabajadores.

Más de un siglo después, muchos académicos creen que trabajar ocho horas al día es un concepto desactualizado.

Hora de renovarse

trabajar ocho horas al día

Escribiendo para el Huffington Post, Tony Schwartz cita al investigador del sueño Nathaniel Kleitman, quien descubrió algo llamado “ciclo básico de descanso y actividad“: nuestros cuerpos operan en un período de 90 minutos por la noche, yendo entre el sueño profundo y el ligero.

También observó esto para los humanos durante el día: pasamos de un estado de alerta elevado a un nivel de alerta más bajo en incrementos de 90 minutos, llamado “ritmo ultradio”. Básicamente, para mantener la productividad, tenemos que tomar muchos descansos durante el día.

El Dr. Travis Bradberry, autor y presidente de TalentSmart, va un paso más allá al sugerir una alternativa. Escribiendo en Linkedin, dijo:

La relación trabajo-descanso ideal fue de 52 minutos de trabajo, seguidos de 17 minutos de descanso. Las personas que mantuvieron este horario tuvieron un nivel único de enfoque en su trabajo.

Otras alternativas

trabajar ocho horas al día

Suecia experimentó con seis horas de trabajo por día entre las enfermeras en un hogar de atención en Gotemburgo. Los informes iniciales confirmaron que las enfermeras eran más felices, tenían más energía y eran más productivas. Cuando regresaron a un día de trabajo de ocho horas, los resultados fueron claros. Una enfermera le dijo a la BBC:

“(con ocho horas de trabajo) Siento que estoy más cansada de lo que estaba antes”.

El periodista Owen Jones sugirió una semana de trabajo de cuatro días, justo como Carlos Slim en México, y el escritor de The Guardian, Oliver Burkeman, apoya una jornada laboral de cuatro horas.

Y aunque todavía no hay un consenso sobre cuánto deberíamos estar trabajando, una cosa es segura: no son ocho horas al día.

La realidad

Lo cierto es que el nivel de explotación al que muchos trabajadores se ven sometidos en sus empresas los lleva a contemplar jornadas laborales que pueden superar las 10 o 12 horas de trabajo al día. Se argumenta productividad y deseos de superarse en un medio competitivo, pero en realidad es un abuso a todas luces.

Bueno, ustedes elegirán sus prioridades. 

Vía: The Independent

Proponen receso diario en el trabajo para tener sexo

Fuentes:

www.huffingtonpost.com

www.indy100.com

www.theguardian.com

www.theindependent.com

 

Comentarios