Trash Cinema

La vida es un artificio que se empeña en parecer natural. Las construcciones sociales determinan cada detalle de lo que somos. Y nos hemos convertido en máquinas que replican modelos con tal de no afectar el curso “normal” de las cosas.

La exageración de los rasgos como muestra latente de la realidad fue uno de los elementos recurrentes en el Trash Cinema, un concepto que caracterizó de forma peyorativa un tipo de cine caracterizado por presupuestos bajos, equipo de producción pequeños y técnica “provocadora”.

trash cinema

Desde los años 30 y 40 del siglo XX, las producciones del Trash Cinema llegaban a contrariar los estilos hollywoodenses de producción. Denominado de clase B por ser de una supuesta “menor calidad”, esta expresión se convirtió en un referente obligado para quienes buscaban algo de autenticidad en la cinematografía.

Desde estas nociones parte John Waters, una mente creativa que revoluciona sus propias metas con la ayuda de un tipo de cine que incomodaba a las mentes más frescas.

trash cinema

¿Qué es Pink Flamingos?

“Babs Johnson (Divine), una guarra que vive con su gorda madre y su hijo en una caravana, acaba de ser nombrada la persona más inmunda del mundo por un periódico local. Pero los Marble, un matrimonio que, entre otras cosas, vende heroína en los colegios y venden bebés a lesbianas, no pueden consentir que Divine les supere en suciedad y depravacion, así que deciden tomar cartas en el asunto… Un filme no apto para mentes sensibles que contiene pornografía, canibalismo, escatología y zoofilia, entre otras cosas”. (FILMAFFINITY)

¿Qué pasa cuando ves Pink Flamingos?

Algo en ti te decía que estabas experimentado el valor de la basura, la pieza maestra de las porquerías, el aroma del éxito en putrefacción y la revelación (y relevación) de la mierda. Pink Flamingos es un deleite anormal, la belleza en la inmundicia y el placer de ir en contra de las “buenas costumbres”.

La cinta más característica de Waters se estrenó en 1972 con 95 minutos de imágenes ricas en contenidos explícitos: actos sexuales, violencia física, desnudos…

trash cinema

De esta manera, John Waters se caracterizó por ser unos de esos realizadores que levantaron del desprecio a un “género” cinematográfico que hoy es ampliamente valorado por la crítica.

Jon Samuel Waters Jr o simplemente John Water nació el 22 de abril de 1946 en Baltimore, Estados Unidos. Su carrera despegó en 1969 con el estreno de su película Mondo Trasho, pero además de ser cineasta se destaca como actor, escritor y fotógrafo.

La inspiración 

trash cinema

¿De dónde salen todas las ideas que nutren a una mente capaz de contarnos historias crudas, absurdas o sublimes? Cuando Waters cumplió 16 años, recibió como regalo por parte de su abuela una cámara que cambió para siempre su vida.

La dinámica “conservadora”, llena de valores tradicionales y conductas moralistas, lo condujo a entablar una necesidad de expresión distinta: salirse de la norma.

Y para muestra, un botón: su amigo de la infancia, Glenn Milstead, se convirtió en su más grande musa. Él crearía al mítico personaje Divine, quien estaría presenta en la mayoría de sus obras.

Trash trilogy

trash cinema

El elemento cumbre de sus arte es integrado por lo que se conoce como la Tras Trilogy, compuestas por Pink Flamingos, Female Trouble y Desperate Living. Cada una de ellas con una dosis de realidad que devasta a los de estómagos débiles.

¿Hasta donde se puede llegar con tal de ir contra lo convencional, lo establecido, las fórmulas?

En una escena post créditos, casi inmediatamente después de la aparición de la palabra “Fin” en la película Pink Flamingos se muestran escenas “eliminadas” para mostrarnos a Divine mientras come excremento luego de que un perro defeca frente a ella.

“Personajes encantadoramente indecentes en situaciones escandalosas”

Como pueden ver, los límites son pocos.

Dreamlanders 

De Dreamland Production, el equipo creativo de Waters estuvo integrado principalmente por sus vecinos en Baltimore. El punto de utilizar el menor presupuesto posible era tomado muy en serio.

John Waters en Los Simpson

En un episodio de Los Simpson hay una clara referencia a John Waters, él presta su voz a un personaje gay llamado John. En la versión del doblaje latinoamericano, este personaje aparece bajo el nombre de Javier, por tanto es más difícil ubicar la referencia.

John (o Javier) se vuelve un íntimo amigo de la familia, pero homero lo rechaza por sus preferencias sexuales, incluso teme que Bart pueda “seguir sus pasos”.

John Waters presente en nuestra cultura.

El cine gay en tiempos de censura

Comentarios