Cuando fue entregado un silbato como campaña contra el acoso en la Ciudad de México, muchas y muchos fueron los que levantaron la voz por ser un paliativo sin mucho éxito en otros lugares. Además, no atacaba un problema real de sensibilización sobre el problema.

Esta semana fueron lanzados dos videos que intentan mostrar la realidad que sufren todas las personas, en este caso las mujeres, cuando se enfrentan al acoso en el transporte público. Ambos videos son claras situaciones recreadas, pero seguramente contaron con el permiso del gobierno de la CDMX para su elaboración.

En el primer video podemos ver cómo la gente reacciona ante un asiento que aparenta un cuerpo masculino con un objeto fálico. Por supuesto, la mayoría muestra su desagrado o desaprobación.

Aquí el primer experimento:

¿Cómo habrías reaccionado tú?

En el segundo video vemos cómo varios hombres son expuestos ante las pantallas ubicadas en los andenes. De manera que todo el mundo puede ver sus glúteos.

Aquí el segundo video:

En el video, los hombres pueden reaccionar con extrañamiento o gracia, pero quienes visualizamos el contenido podemos imaginar cuál es el propósito: exponer un problema que, lamentablemente, cada día está más normalizado.

A diferencia de otras campañas, #NoEsDeHombres sí pretende sensibilizar acerca de un problema grave. Entre sus datos, como se puede ver, se afirma que 9 de cada 10 mujeres sufren de acoso en el transporte a su casa o trabajo.

A muchas personas este video les ha causado risa, pues consideran que se ha ridiculizado la situación en lugar de mostrar los efectos físicos y psicológicos tan graves que en realidad enfrentan las mujeres que diariamente son acosadas.

Hay quienes creen que la campaña es torpe y fortalece las actitudes sexistas.

¿Crees que este tipo de videos funcionará?, ¿qué crees que haga falta?, ¿qué propondrías para frenar el acoso sexual?

Comentarios