En Quintana Roo fue hallado la zona arqueológica bajo el agua más grande del mundo.

El descubrimiento se debe al proyecto Gran Acuífero Maya, el cual logró encontrar la conexión entre la zona conocida como Sac Actun y Dos Ojos en Tulum.

El recorrido de las cuevas sumergidas contempla un total de 374 kilómetros. Dada la conexión entre ambos sitios, se puede hablar de la cueva inundada más grande del mundo, así como del sitio arqueológico más importante.

Investigadores liderados por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabajaron durante más de 10 meses para vislumbrar que se trataba de la zona arqueológica bajo el agua más impresionante hasta ahora conocida.

Aquí puedes ver parte del recorrido de este asombrosos hallazgo:

Se han localizado más de 100 piezas arqueológicas: vasijas precolombinas y objetos de la época colonial; restos humanos y fauna extinta como tigres dientes de sable, perezosos gigantes, y elefantes.

La zona representa una oportunidad para conocer más sobre los primeros pobladores de América, así como del proceso que llevó a los mayas a ceder ante el dominio de los españoles.

El equipo de investigadores fue comandado por Roberto Schittner y los buzos Marty O’Farrell, Kim Josiak y Sev Regehr, quienes desde 2017 realizaron exploraciones.

“Este es un esfuerzo de más 20 años, de recorrer cientos de kilómetros de cuevas sumergidas en Quintana Roo principalmente, de los cuales dediqué 14 años a explorar este monstruoso Sistema Sac Actun; ahora el trabajo de todos es conservarlo” refiere Robert Schmittner.

Guillermo de Ana, investigador del INAH y director del Gran Acuifero mañana señaló lo siguiente:

“Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo, ya que cuenta con más de un centenar de contextos arqueológicos, entre los que se encuentran evidencia de los primeros pobladores de América, así como de fauna extinta y por supuesto, de la cultura maya.”

Por supuesto, lo que más preocupa ahora es cómo lograr conducir un investigación idónea que ayude a preservar y cuidar este maravilloso descubrimiento.

¡Sublime! 

Fuente: Gran Acuífero Maya

La vez que robaron al Museo de Antropología

Comentarios